lunes, 24 de marzo de 2014

Aprendiendo fechas ("Timeline")

La especie humana tiene una particularidad muy destacable: su inteligencia. Si bien es cierto que no todo lo que hace es bueno, es innegable que ha creado multitud de grandes inventos a lo largo de su existencia: la bombilla, la máquina de escribir, el ordenador, el coche, la bicicleta, los libros, los lápices, los bolígrafos, los aviones... una infinidad de cosas que bien seguro por actuación única de la naturaleza hubiera sido imposible su creación (por pura lógica). Igualmente, multitud de eventos históricos han tenido como actor principal al ser humano: las guerras mundiales, el descubrimiento de América, el primer hombre en pisar la Luna, la proclamación de la Unión Europea...

La particularidad esencial de todo lo mencionado hasta ahora es que para distinguirlas en el tiempo debemos utilizar fechas. Conocemos la creación de los inventos y los inicios y finales de los sucesos mediante unos números que nos indican el día, mes y año en el que ocurrieron. Para un estudioso de la historia, es esencial que disponga de buena memoria para poder acordarse de todas ellas; son la manera de identificar qué ocurrió "X" año. 

Pero aparte de estudiar, hay otros medios para aprender los dichosos números, y esa forma se materializa jugando a...


¡..."Timeline", la línea del tiempo lúdica!





"Timeline", en este caso, el multitemático, es un filler con un pequeño trasfondo educativo, ya que bien seguro que después de haberlo jugado infinidad de veces, alguna que otra fecha se os habrá metido en la cabeza. Aparte del aquí mostrado, hay uno de eventos y otro de inventos. Recientemente ha aparecido uno nuevo de música y cine. Pueden jugarlo de 2 a 8 jugadores. Como filler que es, garantizará unos 10-15 minutos de juego, no más (depende de la astucia de cada uno también. En nuestro caso somos unos mantas y no atinamos).



*Preparando la línea del tiempo

Barajáis las cartas, que vienen siendo unas 110, y colocáis una en la superficie de juego con la fecha visible, es decir, el reverso. Ésta formará el eje central de la línea del tiempo. 


En este ejemplo, empezamos con "La invención del Camembert en el 1790".




Después, cada uno robaréis cuatro cartas procurando de no ver las fechas. 




El objetivo del juego es ser el primero en quedarse sin cartas acertando en situarlas correctamente en la línea del tiempo.




*Formando el eje

Comienza un jugador inicial y se sigue en sentido horario. El primero deberá elegir una de sus cuatro cartas y decidir dónde colocarla, según si cree que tiene una fecha anterior o una fecha posterior, es decir, que deberá situarla a la izquierda o derecha, respectivamente, de la carta colocada inicialmente. Tras asignarle una ubicación, el jugador le da la vuelta a la carta para que muestre su fecha y se comprueba si es correcta su ubicación.


El jugador ha decidido utilizar la carta de "La invención del reloj de sol". La ha colocado a la izquierda de la inicial, "La invención del Camembert", dando a suponer que se creó antes que ésta. 


En el caso de que la carta usada se haya colocado adecuadamente, se queda donde está. Si no es correcta su ubicación, el jugador descarta la carta y roba otra nueva. La única manera de quitarse las cartas es, pues, acertando. En ambos casos, le tocará el turno al siguiente jugador. 


Como habréis podido deducir ya, es obvio que a medida que se van colocando cartas la dificultad del juego aumenta, debido a que hay más huecos en los que colocar las siguientes. Por ejemplo, en el caso anterior, hay 2 cartas en juego, por lo que hay 3 posibles sitios en los que colocar la siguiente carta, que será la del próximo jugador. 


En este ejemplo, como veis se han colocado ya 4 cartas, sin contar con la inicial. El siguiente jugador tendrá la posibilidad de poner una suya en uno de los seis huecos posibles (entre medio de dos cartas, a la izquierda del todo o a la derecha). 


Por lo tanto, resumiendo: 

-Jugar una carta y situarla en uno de los posibles huecos (entre dos cartas, a la izquierda del todo del eje del tiempo o a la derecha). 

-Comprobar resultado: si el jugador acierta, la carta se queda en la ubicación. Si falla, la descarta y roba una nueva. 

-Pasar turno al siguiente jugador. 







*Conclusión

Muchos ya conoceréis el juego, sin lugar a dudas. Lo hubiera preferido hacer en vídeo, pero de momento no dispongo del juego en mi poder y, por lo tanto, lo hago por escrito. Independientemente de ello, ya habéis visto que no tiene complicación alguna, y como "filler" que es, cumple todas las características asociadas a este tipo de juegos: sencillez (en este caso, extrema), y rapidez, aunque este punto es algo relativo, ya que puede haber partidas más cortas o más largas según lo que sepan los jugadores. Igualmente, en la mayoría de los casos se trata de intuir dónde colocar una carta y probar, así, el factor suerte (es la manera de aprender si no se sabe una fecha, a ensayo y error).

Se trata básicamente de formar un eje cronológico, por lo que tiene un trasfondo educativo notable mientras se juega. A base de repetir las fechas, es bien seguro que se os meterán en la cabeza sin lugar a dudas. A parte de esto, poco más tengo que hablar de él. La visión personal mía es que no me parece un juego maravilloso dentro de los "fillers", y dudo que lo comprase para tenerlo como propio. Es un pasa ratos que poco me llama la atención, y más habiendo jugado a otros más entretenidos, cómo "Gobb'it", "Coup: ciudad corrupta", ""Ikonikus"...


-->¿Suerte?: en la mayoría de los casos dependeréis de ella para colocar una carta. Y, evidentemente, sino os tocan cartas cuyas fechas os sepáis... pues a probar de la intuición.


-->¿Estrategia?: nula. No aplicaréis estrategia alguna para ganar, sólo vuestra sabiduría.


-->¿Dificultad?:  cualquiera aprende a jugarlo sin problema alguno.


-->¿Relación calidad-precio?: para unos 12,95 euros que cuesta en tiendas físicas, y teniendo en cuenta la cantidad de cartas, la calidad que tienen y que la caja es de chapa, para mí gusto el precio es asequible, aunque no barato para las "prestaciones" que da el juego.


-->¿Duración?: unos 10 minutos o 15 más o menos, aunque depende de la astucia de cada uno en cierta medida.


-->¿Rejugabilidad?: podríamos decir que es reejugable en el sentido de que con unas pocas partidas es imposible saberse todas las cartas y sus fechas. Harían falta bastantes para memorizarlas. Por lo tanto, pienso que se puede "quemar" por la mecánica, pero no por "saberlo todo" y no poder disfrutarlo ya más.



¡Si se te da mal las fechas para estudiarlas, "Timeline" es la solución!







domingo, 16 de marzo de 2014

Aprendiendo los animales en inglés ("Picniko")

Los idiomas hoy en día son muy importantes. La crisis actual ha provocado que saber algunos, sobretodo el inglés, sea requisito casi indispensable para poder acceder a puestos en los que, incluso, apenas se utilizaría. No obstante, algún filtro hay que poner para que el 50% de los curriculum sean desechados.

Formas de aprender idiomas hay muchas y cada persona se adapta a su manera. Las más clásicas son las de irse a una academia y estudiar, sabiendo tus progresos a través de exámenes. Luego, la común, lo que os enseñan en el colegio. Personalmente, en el instituto era un manta con el tema del inglés, pero a base de jugar a videojuegos, de forma subliminal, fui aprendiendo. Sí, leyendo cosas de las que no me enteraba de nada. A pesar de no saber el significado de lo que leía, lo intentaba deducir, y eso me ayudó mucho a aprender. Claro, que eso es entendiéndolo y escribiéndolo, porque hablando es otro mundo ya...

Otra de las formas de aprender es a través de los juegos de mesa. Ya hay juegos que tienen como objetivo el enriquecer nuestros vocabularios, como el "Scrabble". Brainpicnic nos ofrece otra alternativa con...


¡..."Picniko", el juego para aprender los animales en inglés!



"Picniko" ofrece a los más pequeños de la casa la posibilidad de aprender algunos animales con el sistema de juego característico que tiene. Las cartas incluyen la transcripción fonética de las palabras, cosa que ayudará a saber pronunciar los nombres. El juego dispone de dos maneras de juego, una rápida y una lenta, siendo más divertida la primera que la segunda. Pueden jugar a este juego a partir de 2 jugadores en adelante.


*Podéis ver la vídeo-reseña en: "Picniko".

jueves, 13 de marzo de 2014

Matemáticas en cartas ("Matematikus")

Las matemáticas son primordiales en nuestra vida. Las necesitamos para poder llevar nuestra vida de manera normal. ¿Os imagináis un mundo sin números? No existiría la hora como tal, no se puntuarían los partidos de fútbol, no existirían los videojuegos (por algo tienen códigos binarios), no existirían los dados para jugar a juegos de mesa, no distinguiríais las líneas de los autobuses... y evidentemente el dinero sería inútil, al menos como número. A mi parecer, creo que habría un caos total en el mundo al no haber números para nada. 

Desde bien pequeños nos enseñan en el colegio a sumar, restar, dividir y multiplicar. ¿Quién no recuerda las clásicas 10 tablas de multiplicar de toda la vida? Menudo bodrio aprendérselas, pero luego bien que nos son útiles. Luego nos comienzan a enseñar los porcentajes, geometría, y cosas varias. Cuando de verdad se pone complicada la cosa es cuando aparecen las señoras derivadas con sus amigas las integrales. Si se os dan mal las matemáticas, pegaros un tiro con éstas dos últimas, porque uno se deprime  a más no poder, aunque estas cosas se dan en bachillerato...

Si bien puede haber gente que las mates se les dé de lujo, las habrá que se les den fatal. Habrá niños que no les entren las cosas ni a patadas a base de intentarlas. Para todos aquellos que tengan dificultades aprendiendo matemáticas...


*¡..."Matematikus" es la solución!





"Matematikus", de la empresa Brainpicnic, es de esos juegos educativos ideales para que los niños comiencen a aprender matemáticas de una manera lúdica. El objetivo es el de intentar hacer el mayor número de operaciones posibles, hasta alcanzar la puntuación definida al comenzar la partida. Utilizando multiplicaciones y divisiones recibiréis más puntos que sumando y restando, y usando cierta cantidad de cartas también obtendréis más puntuación. Se puede jugar al juego a partir de 2 jugadores en adelante


*Podéis ver la reseña en: "Matematikus".




martes, 4 de marzo de 2014

La fortuna de Orinoko ("El oro de Orinoko")

Total, que ahora os halláis en busca de fortuna, sentados en vuestros todoterreno, sorteando la espesura de una densa selva y de todos los animales agresivos que en ella habitan: serpientes, leopardos, elefantes, tarántulas del tamaño de una mano... Habéis escuchado historias sobre un famoso tesoro oculto en la selva de Orinoko. Sin saber a ciencia cierta si es verídica o no, os lanzáis a la aventura. Indagasteis indicios de su ubicación antes de conocer siquiera el nombre del lugar, intentasteis haceros con mapas... y lo conseguisteis. Muchos lo han intentado ya y han fracasado, ya que no volvieron a ser vistos jamás. Una cosa está clara: entre vosotros, la hostilidad es obvia. ¿Quien se hará con el tesoro?.

Cuando llegáis al lugar donde la fortuna aguarda, se os apodera el miedo de vuestros cuerpos. Por sino habíais tenido suficiente con enfrentaros a todo lo salvaje de la selva, un enorme río la parte de lado a lado. El tesoro está justo enfrente, pero en el lado opuesto al vuestro... La única manera de alcanzarlo parecer ser utilizar unos grandes troncos como puente. ¿Quién sabrá moverse adecuadamente a través de ellos sin caerse?. ¿Quién se hará con la mayor cantidad del tesoro de Orinoko?.

Descúbrelo jugando estratégicamente a...


*...¡"El oro de Orinoko"! Bienvenidos a la aventura. 

*Advertencia: ojo con las sanguijuelas ^_^. 





En "El oro de Orinoko" los jugadores serán buscadores de tesoros. Debéis intentar conseguir el mayor número posible de puntos surcando el río utilizando los cinco troncos que habrá presentes. Con unas tiradas de dados, moveréis tanto los susodichos troncos y vuestros personajes de forma estratégica, de tal forma que intentaréis avanzar hacia el tesoro mientras que aprovecharéis para perjudicar al resto de jugadores.

Con una estética de lo más bonita y conseguida, este juego garantiza diversión para 2, 3 o cuatro jugadores.


*Podéis ver la vídeo-reseña en: "El oro de Orinoko".